Dos sueños

Todo era obscuridad.

En ese momento todo lo era, como ya desde hace mucho tiempo, desde que la inocencia se convirtio en conciencia de si mismo, de los otros y de la historia que se ha transmitido a lo largo de varias generaciones.

Hasta ese instante fatidico cuando la historia lo alcanzo y se convirtio en tragedia, ahi fue cuando todo comenzo.

Han pasado tantas cosas y tantos rostros que de verdad no sabria precisar como fue que todo comenzo, como se enraizo en toda su esencia, tanto asi que podria decirse que su realidad es la tragedia.

Su tragedia es el nucleo del cual florecen todos sus suenos, sus fantasias y tambien sus decepciones. Debido a sus leyes eternas e inmutables que no perdonan por pequeno que sea ni un sincero anhelo de armonia. Todo lo que nace de su nucleo es drama marchito y agonico que debe morir y regresar para asi seguir alimentadose.

Es de esa forma como la trama continua una y otra vez, con alguna variacion en el tema pero siempre con el mismo final: La armonia nunca se completara, la tragedia siempre continuara.

El mismo nunca se dio cuenta de los efectos que sus actos tenian, ni de los actos de los demas, incluidos aquellos que sucedieron mucho tiempo antes de que el naciera.

Hasta que el drama alcanzo su vida y la tragedia se convirtio en su tiempo.
No pasaria mucho tiempo para que el pensase: — Tantos rostros en los que he querido encontrarme, tantas historias en las que he querido definirme y sigo sin encontrar nada, solo el vacio de mi propia historia –.

En medio de aquella obscuridad y en el mas sagrado murmullo del oleaje marino, sentado sobre la arena y de frente a la mar espero y espero hasta que el oceano le purificara la mirada y pudiera regresar a la vida.
Pero no fue hasta que ella lo descubrio que la tragedia comenzo a desvanecerse de su mirada.

Se encontraron en el oceano y aunque el estaba sentado no esperaba por ella. Su encuentro revoluciono la materia de la cual esta hecha su tragedia.
Ella y el abrazo infinito en el cual se fundieron cuando por fin se encontraron rompio la inercia, la tumba fue removida y el cielo se abrio ante ellos.

Despues de haberla encontrado, dejo el oceano en el cual llevaba una eternidad esperando pacientemente hasta que una vida plena le fuera restaurada y se dedico a corregir todos los errores que su ceguera le habian causado.
De pronto un olor, solo un aroma le basto para recordarle aquellos tiempos cuando todavia no habia perdido nada.

El aroma lo detuvo. Se sorprendio mirandose a si mismo en el reflejo del cristal de una tienda en una de las tantas animadas calles de aquella ciudad a la que llego cuando abandono el oceano. Durante mucho tiempo y sobre todo durante su estancia frente al oleaje nunca hablo, no tenia nada que decir. Espero hasta que su rostro le dijese: Puedes volver a hablar. La ciudad le ha devuelto su rostro. No necesita recobrar la tragedia. Recuperar el rostro ha bastado para contarnos toda la historia.

Montreal, Primavera del 2007.

[ comments are closed ]