As a teenager in Mexico -circa 1995- I discovered the world of academia and research. Back then, artistic creation and academic research seemed two very different worlds with no connection to each other. The notion of research/creation was still in diapers, and particularly in Mexico that kind of practice was unheard of. The filmmakers I knew were not interested in academia, and most academics felt the same way around. The work I was trying to do early 2000’s in Mexico it is what I ended up doing many years later.

I was introduced to academic research mainly through sociology and anthropology qualitative research, communication studies, ethnomethodology, structuralism, the Frankfurt school and the British school of cultural studies. In Mexico, a dynamic and prolific group of researchers were invested in this kind of research, mainly through the Universidad Iberoamericana, ITESO, Colegio de Michoacan, and Universidad de Colima with its CUIS (Centro Universitario de Investigacion Social). Those were the days of the Internet’s implosion and the beginning of studies on social networks in Latin America. These researchers were a tremendous influence in my way of seeing the world. I’m referring to Jesus Galindo, Lupita Chavez, Karla Covarrubias, Jose Amozurrutia and filmmaker Busi Cortes.

The urban research I was babbling back then was unusual. As a filmmaker still on the making I found myself torn between artistic practice and academia. This early research project was never concluded, stayed at the methodological level.

This research project was presented in 2000 at the 2nd Virtual Congress in Anthropology and Archaeology, NAYA Team in Argentina.

[ link to event ]


Sintaxis Turística; Entorno y Trayectorias de Significado

Objeto de Estudio
Comunidades Viajeras

Mapa de barras construido con madera, fibras, conchas y coral. Estos mapas eran utilizados por los nativos de las islas Marshall para encarar la navegación de larga distancia. Muestran la ubicación de las islas y las pautas del oleaje creadas por la interacción de las masas de tierra con las corrientes y embates del océano. (Tomado de la colección del Museo Peabody de Arqueología y Etnología, Universidad de Harvard, Catalogo # 00-8-70/55587.)

Introducción.

En alguna parte hay un lugar vacío y ese vacío se llenara de mi, 
y yo me asentare en ese hueco que insensiblemente rebosara de 
mi y mi vacío se llenara de si. 
Caminamos y el mundo se abre a nuestro paso.

Octavio Paz

El viaje y sus trayectorias, las historias de viaje, el discurso que se genera en la interacción del viajero con el entorno desconocido, la historia impresa en la subjetividad del que se desplaza y sobre todo las practicas de desplazamiento, son un fenómeno ampliamente practicado en la actualidad, reconocidas como una acción que tiende hacia el ocio y la diversión, también, como una forma de conocer el mundo y sus paisajes. Las dimensiones sociales de las practicas de desplazamiento deben considerarse dentro del amplio espectro de la modernidad que aun no acaba de configurarse, mapas y fronteras complejas que llevan implícitas el encuentro con la diversidad social, con la otredad.

Las dimensiones sociales de estas practicas, leídas como una constelación de sentidos, pueden aparecer como espacios construidos desde y para la heterogeneidad, como procesos en construcción donde las regiones y las fronteras no son anteriores a los contactos, donde las practicas de interacción generadas por los sujetos, con su gama compleja de experiencias, perturban el localismo y las nociones implícitas de cultura en este concepto; por lo tanto, esto nos lleva a examinar la construcción de las zonas de contacto, la configuración de los espacios de intercambio, el significado de frontera, así como, la bipolaridad viaje/residencia.

La construcción viaje/residencia pone de relieve con mayor claridad la historicidad construida sobre esta bipolaridad. ¿Qué pasaría si el viaje fuera visto sin trabas, como un espectro complejo y abarcador de las experiencias humanas?….las practicas de desplazamiento podrían aparecer como constitutivas de significados culturales (Clifford 1999).

El lugar de origen, el natal, el hogar y la residencia son concebidos como el centro de nuestra percepción social, el espacio desde donde nos relacionamos, como la base de la vida colectiva y de nuestra existencia social, de nuestro sentir; entonces, el viaje es la periferia, él circulo concéntrico dentro del circulo de origen, pero siempre existe la posibilidad del regreso, así, el viaje también es una actividad relacionada con el retorno, con el regreso a nuestras raíces, nos reintegramos con lo que somos y con lo que fuimos, con lo que vamos a ser; el viaje como camino hacia lo que estamos siendo.

Las practicas de desplazamiento – como la movilización de sujetos hacia otro destino diferente al de origen- están ligadas con la comunicación y sus medios. Los seres humanos han ido entretejiendo redes comerciales y culturales desde antes de que la primera caravana de camellos del Medio Oriente se aventurara a emprender el primer viaje. Las historias de viajes de Herodoto y Marco Polo trascendieron a través de la literatura; en el siglo XIX, el servicio postal, el periódico, los ferrocarriles transcontinentales y los grandes barcos de vapor generaron cambios fundamentales en las practicas del viaje. Hoy, las computadoras, Internet, los teléfonos celulares, la televisión satelital y la transportación aérea barata han acelerado estas practicas y las han hecho mas complejas. Los bienes circulan, la gente circula, las ideas circulan y las culturas se vuelven un entramado difícil de comprender, la complejidad se convierte en presencia. El termino viaje contiene en sus raíces latinas la palabra “vía”, camino, ruta hacia el otro, hacia el placer de lo desconocido, hacia lo que no conocemos; ya Marco Polo a principios del siglo XIV ponía el acento hacia la diferencia en los otros y sus costumbres. El viaje y el turismo de masas como se le conoce en la industria del turismo tiene sus raíces en la sociedad aristócrata francesa e inglesa del siglo XVIII en donde se practicaba el “Grand Tour” como forma de iniciamento y de inmersión en el conocimiento de las otras sociedades, una practica vital para entablar un dialogo con el mundo, para conocer al otro.

Lo sucedido en el viaje, en el encuentro con el otro, con la ciudad y sus relaciones, queda impreso a nivel objetivo y subjetivo; las imágenes redefinieron y modificaron la percepción del viajero, algo cambio. Este cambio se realizo desde la relación de la subjetividad del viajero con el mundo, en el acontecer del viaje. El viaje se formo de opciones por decisiones, y las decisiones conformaron un mundo percibido, una perspectiva modificada.

Esta perspectiva, en relación con el mundo y con la percepción del viajero, fue generada a través de las diversas trayectorias que el sujeto vivió, y que también modifico, la trayectoria es el curso del sujeto en lo posible, y en ese curso es cuando se abren puntos de variaciones, un mismo punto significa distintas cosas, la trayectoria como camino de creación. El que lo mismo pueda ser distinto amplifica el significado de lo conocido, esa es la propuesta de mundos posibles (Galindo, 1997).

Al retorno del viaje se asoma la posibilidad del cierre, como forma de observar la modificación de la subjetividad. El viaje tiene ida y regreso, a veces el transito es permanente, en ocasiones solo temporal…de cualquier manera existe la posibilidad de la crónica, de la narración de lo acontecido…el individuo es modificado al tiempo que algo redefine las relaciones entre el interior y el exterior…de todo lo sucedido en esta primera fase queda memoria (Galindo, 1997). La memoria se vuelve un elemento fundamental para el mantenimiento de sentido, memoria que es siempre constructiva. La construcción del viaje y sus trayectorias denotan una amplia gama de practicas materiales y espaciales que producen conocimientos, historias, tradiciones, comportamientos, músicas, libros, diarios y otras expresiones culturales.

El universo de la investigación social es visto como un entramado extenso de teorías y conceptos en curso, en formación. La metodología cualitativa aquí, es un compañero de viaje, un aliado en la construcción de significado, donde la interioridad del sujeto social es percibida desde la propia interioridad, desde la subjetividad del indagador social. El indagador social es un viajero del exterior y del interior (Galindo 1997). Aquí, la cultura oral, la oralidad del sujeto social puede ser muy precisa, transmitiendo una sustancia cultural relativamente continua.

Hay que replantear el valor del viajero y sus acciones, valorar y reflexionar los viajes y navegaciones que realizamos y las trayectorias que generamos. Necesitamos pensar el viaje en espacio y tiempo, como un itinerario construido en el pasado, como un espacio sin fronteras. La comunidad de viajeros lejos de uniformar crean una cultura global donde las sociedades aprenden y se benefician de los demás, lo global es una realidad, no una elección.

Así las cosas, esta es una primer propuesta para investigar las percepciones sociales y las trayectorias que generan los viajeros, observadores propositivos en el entorno común, el urbano. Indagar su estar en el mundo. Rastrear las improntas, las huellas que hombres y mujeres dejan a través de sus rutas; viajes y navegaciones que se convierten en índices a ser leídos. Leer en ellos nuestra memoria, los proyectos vitales e históricos que hacen de la cotidianeidad nuestra pequeña ínsula. Es entonces el momento para reflexionar sobre sus relaciones y sus identidades, sus reflexividades y las trayectorias que construyen.

Cito a Erla Zwingle:

Crear lazos es un impulso natural del ser humano, su destino común, pero los nexos que unen a la gente alrededor del mundo no son nada más tecnológicos o comerciales, son los poderosos lazos del corazón.

 

Justificación del Objeto de Estudio

La memoria es redundante:
repite los signos para que la ciudad empiece a existir
.
Italo Calvino

 

Hechos espaciales, hechos sociales, hechos culturales. 
Un sistema social, un mundo históricamente identificado y reconocible de producción de la vida social, tiene siempre una relación igualmente identificada y reconocible con un espacio
Amalia Signorelli

 

I. El Encuentro de la Ciudad y sus Signos

La ciudad es escena de cambios históricos, es útero de revueltas, donde florecen sentidos y discursos de las nuevas generaciones, donde se gesta la identidad, donde se apuesta al destino, donde se juega el poder. La ciudad no es tema nuevo, acerca de ella se ha hablado y escrito bastante, comunidad humana, social y estructura física, trazo. Aspectos que nos acompañan en nuestra manera de entender, percibir, configurar y dar sentido.

La ciudad de Guanajuato, también capital del mismo estado, se ha posicionado como un lugar turístico por excelencia, un espacio en donde las diversas practicas y acciones que realizan los viajeros son ya parte de la cotidianeidad de la ciudad. La ciudad de Guanajuato se ha convertido en un gran atractivo, en un escenario y en una puesta en escena. Es común observar paseando por sus calles a sujetos de diversas nacionalidades, alemanes, japoneses, franceses y norteamericanos, aun mas, estos sujetos conversan e intercambian información entre ellos mismo y entre los habitantes de la ciudad, comparten los mismos espacios y realizan sus compras en los mismos establecimientos.

Nuestra mirada hacia el objeto de estudio y su construcción, es cumulo de reflexiones, de lecturas y de propuestas, se inscribe en el ámbito de la investigación cualitativa. Partimos del supuesto de que el viaje, los viajeros, la ciudad, y las relaciones que se generan a partir del encuentro del viajero con la ciudad, es un tema que no se ha estudiado lo suficiente y por consiguiente, hay situaciones que no aparecen como observables, sino como teorías y conceptos formulados desde ámbitos distintos a los de nuestra propuesta. El punto central de nuestra reflexión parte de la construcción del viaje como un acontecimiento que altera marcos espacio-temporales cotidianos y que agrupa a diversos actores sociales cuya posición en la ciudad modifica la percepción del mismo y de los otros actores que lo rodean; el acontecer del viaje y sus practicantes, los viajeros, los configuramos como formas sociales de comunicación, donde las fronteras se desdibujan y los valores de una comunidad son construidos desde el intercambio de información con otras sociedades.

Del planteamiento anterior se desprenden los intereses centrales de esta investigación que se pregunta por las percepciones que participan en la construcción de espacios públicos, donde la diversidad de miradas y la relación con el entorno genera trayectorias de transito, que pueden ser vistas como portadoras de sentido y a la vez, significantes para otros actores sociales involucrados. Por lo tanto, la hipótesis que orienta nuestras preguntas de investigación es que el viajero y las practicas de desplazamiento contribuyen a la generación de nuevas percepciones sociales y usos y apropiación de espacios públicos, a su vez, el viajero se convierte en una forma social de comunicación, que al transitar por diversas geográficas y ser portador de significados culturales, reconfiguran practicas sociales.

 

II. Objetivos.

 

1. – El Viajero y su Entorno.


Objetivo General.
Nos interesa comprender como se relaciona el viajero con su espacio, que tipo de interacción existe entre el entorno y el visitante.

Objetivos Particulares.
¿Cuál es el nivel de identificación, uso y apropiación que el viajero mantiene con su espacio?

¿Que tipo de lectura realiza el viajero de su entorno y de que factores depende?

¿Cuál es el peso especifico que tiene el entorno, dentro del tiempo no cotidiano del viajero?

 

2. – El Viajero como Generador de Información.


Objetivo General.
Esto nos lleva a un re-planteamiento de la intervención del sujeto que investiga y que se planta frente a la realidad con la cual interactua: es él, quien al mirar y nombrar la sociedad, la afecta, la crea y configura la manera como las mayorías la percibirán

Objetivos Particulares.
¿Cuáles son las formas de percepción y apreciación del viajero?

¿De qué manera se manifiesta y se relaciona el capital cultural del viajero con su comportamiento y la configuracion perceptual o lectura social que realiza en el entorno turístico de la ciudad de Guanajuato?

¿Cuáles son los elementos que permiten que determinados viajeros se vuelvan constructivos y propositivos, que se adelanten a los patrones y elaboren alternativas, situaciones que modifican sus contextos?

¿Qué tipo de valores sociales incorporan los viajeros en cada región?

 

3. – Trayectorias de Significado Existentes y Posibles.


Objetivo General.
Las sociedades de comunicación que el viajero genera adquieren formas mixtas, formas sociales del acuerdo y la interacción, el presente es una forma constructiva del futuro. Situando al viajero como propositivo y modificador de contextos, nuestra visión nos lleva a reflexionar también por los contextos y situaciones que ha modificado; una nueva socialización esta en emergencia, algo distinto y semejante, un nuevo territorio ha nacido, extenso e inmenso.

Objetivos Particulares.
¿Desde donde el viajero reflexiona sobre los parámetros que modifica?

¿Los contextos modificados, llegan realmente a influir sobre los sujetos que interactuan en ellos?

¿Mediante que procesos se ha dado esta modificación de contextos?

Nuestro énfasis esta puesto en el mundo por vivir y por construir, ¿Qué ramificaciones construye el viajero para el desarrollo de ciertos entornos en un futuro, es decir, mediante la virtualidad del sujeto, que posibilidades sé van generando para la construcción de Trayectorias de Significado posibles?

 

 

III. Metodología. Protocolo de Investigación.

1. – El entorno y el viajero.

2. – Las técnologias de investigación.

3. – Lista de recursos de apoyo.

4. – Delimitación temporal y espacial.

 

1. – El Entorno y el Viajero.

Como ya lo mencionamos, nos interesa conocer el tipo de relación que establecen determinados sujetos con su entorno urbano. Estamos conscientes que el análisis de este objeto de estudio no puede entenderse de manera aislada, sino que es necesario reflexionar en torno a otros puntos centrales: la cantidad y calidad de servicios turísticos que existen en cada municipio y el background de cada turista -la información- que lo llevo a visitar determinado lugar. Ciertamente, estudiar al viajero y sus espacios sin tomar en cuenta los servicios turísticos y el background de cada persona, es dejar de lado reflexiones fundamentales. A pesar de considerarlas importantes, pensamos que por el momento no podemos aventurarnos a trabajar dentro del sector turístico así como en la difusión de los atractivos turísticos, solo estudiaremos las formas de lectura social y la relación que establece el turista con su entorno.

 

2. – Las Técnologias de Investigación.

Grupos de Discusión.
Pensamos que es una técnologia con la cual se puede trabajar en profundidad el objeto de estudio -el viajero, su entorno y estructuras-. Con los grupos de discusión se puede obtener un amplio conjunto de significados sociales -a través de los discursos de los informantes- útiles y pertinentes para responder las preguntas de nuestra investigación. Las condiciones de producción de estos sentidos socioculturales implica una intensa interacción entre informantes e investigadores. Así, el grupo de discusión como técnica de investigación es en principio una técnica cuyo diseño es abierto y no cerrado como lo es la técnica de encuesta.

La técnica de encuesta la utilizaremos como recurso para obtener información mas concreta a partir de preguntas concretas, únicamente si el turista da su autorización, durante el periodo 5 del cronograma.

Los grupos de discusión estarán conformados mínimo por cinco informantes y máximo por siete. Con esta técnica de investigación, queremos explorar la relación del entorno con el viajero y las redes sociales que se tejen.

 

ASBI/Análisis Semántico Basado en Imágenes.
El ASBI consiste en el uso de materiales visuales como recurrencia en la producción de significados sociales acerca de nuestro objeto de estudio. Esta técnologia de investigación nos permite hacer que los informantes exterioricen a partir de imágenes, sus percepciones y apreciaciones acerca de los espacios turísticos. Para ello utilizaremos imágenes de diferentes espacios turísticos de ciudad de Guanajuato, así, los informantes explayaran sus diferentes puntos de vista sobre el material mostrado que funcionara como detonador para producir amplios universos de sentidos y nuevos significados culturales, observables desde el objeto de estudio. Así, en combinación de grupos de discusión y técnica ASBI, pretendemos generar producción discursiva en potencia, para un posterior análisis dentro del periodo 9 del cronograma. El diseño de los grupos de discusión para esta investigación ha sido el siguiente.

 

Nivel de competencia
Primer Viaje
Viajero Frecuente

Edad
Adulta
Jóvenes Adultos

Procedencia
Viajero Extranjero
Viajero Regional
Viajero Nacional


Grupo A

Procedencia: Viajero extranjero.
#
*ASBI.

 

Grupo B
Procedencia: Viajero extranjero.
Nivel de Competencia: Primer viaje.
Edad: Adulta.

 

Grupo C
Procedencia: Viajero extranjero.
Nivel de Competencia: Viajero frecuente.
Edad: Adulta.
*ASBI.

 

Grupo D
Procedencia: Viajero extranjero.
Nivel de competencia: Primer viaje.
Edad: Jóvenes adultos.

Grupo E
Procedencia: Viajero extranjero.
Nivel de Competencia: Viajero frecuente.
Edad: Jóvenes adultos.
*ASBI.

 

Grupo F
Procedencia: Viajero regional.
Nivel de Competencia: Primer Viaje.
Edad: Adulta

 

Grupo G
Procedencia: Viajero regional.
Nivel de Competencia: Viajero Frecuente.
Edad: Adulta.
#
*ASBI.

Grupo H
Procedencia: Viajero regional.
Nivel de Competencia: Primer Viaje.
Edad: Jóvenes Adultos.
#

 

Grupo I
Procedencia: Viajero regional.
Nivel de Competencia: Viajero Frecuente.
Edad: Jóvenes Adultos.
#
*ASBI.

 

Grupo J
Procedencia: Viajero Nacional.
Nivel de Competencia: Primer viaje.
Edad: Adulta.

Grupo K
Procedencia: Viajero Nacional.
Nivel de Competencia: Viajero Frecuente.
Edad: Adulta
*ASBI.

 

Grupo L
Procedencia: Viajero Nacional.
Nivel de Competencia: Primer viaje.
Edad: Jóvenes adultos.

 

Grupo M
Procedencia: Viajero Nacional.
Nivel de Competencia: Viajero frecuente.
Edad: Jóvenes adultos.
*ASBI.


# El viajero regional esta clasificado como una persona que radica en el estado.

* La técnica ASBI se utiliza en este grupo, posterior al grupo de discusión.

 

3. – Lista de Recursos de Apoyo

De acuerdo a las necesidades propias de la investigación, se necesitan recursos de apoyo. Estando de acuerdo en el protocolo, a continuación presento la lista de recursos necesarios:

– Servicio de café.
– Una cámara de vídeo.
– Cassettes de vídeo.
– Una grabadora de reportero.
– Cassettes de audio para la grabadora.
– Una PC Notebook.
– Una mesa y aproximadamente seis sillas.


Mapa Conceptual


[ download ]

[ comments are closed ]